martes, 3 de septiembre de 2013

Jordi, se repite la historia. Religiosos y maestros pederastas. Inducen al suicidio a un jovencito Barcelonés. Yo también soy Jordi!

JORDI... A15 para hacer justicia: Cúmplele a la infancia!
Asiste al juzgado número 2 de Vilanova i la Geltrú, 15 de Abril de 2014
La Noche de las Velas Blancas Por Jordi.
 
No hay que agregar palabras a semejante horror protagonizado por el Concejal Barcelonés Joan Andreu Rodríguez Serra, con tentáculos pedófilos en la Iglesia católica alcahueta, como siempre.
Mari Librado sabe que este sujeto es culpable, pero tiene que llamarlo presunto.
El valor de una madre queda reflejado en la enterevista.
Fuerte Mari!
Hablamos con Mari Librado, madre de Jordi, uno de los menores que denunció al ex primer teniente de alcalde de ERC en la localidad de Cubelles, en Barcelona, por abusos sexuales. Ocho días después de su declaración ante el juez, el joven se quitaba la vida. 
Su madre asegura, convencida, que no fue idea suya y que recibió presiones por parte del imputado para hacerlo. Cuatro menores más denunciaron haber sido víctimas de abusos por parte de Joan Andreu Rodriguez Serra. 

Continuación entrevista. Parte II
El fiscal pidió 13 años y medio de prisión por un delito de abuso de menores pero, 24 horas después de su detención, fue puesto en libertad. A la espera de la celebración del juicio, la madre de Jordi pide justicia. Era el 7 de octubre de 2010 cuando Joan Andreu Rodríguez Serra, entonces primer teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Cubelles por ERC (Esquerra Republicana de Catalunya), una localidad costera de Barcelona, era detenido por los Mossos d’Esquadra después de que un joven de 14 años lo denunciara por haber sufrido abusos sexuales. Tras su denuncia, y al hacerse público el caso, otros cuatro niños, todos ellos menores y con edades entre los 13 y 14 años, denunciaron a Joan Andreu Rodríguez, al que conocían porque eran amigos de su hijo, de la misma edad, por abusos sexuales. Mari Librado durante una de las concentraciones pacíficas que realiza en Cubelles recordando los hechos Mari Librado durante una de las concentraciones pacíficas que realiza en Cubelles recordando los hechos Jordi era uno de los cinco menores que denunció al dirigente de ERC, pero no llegaría a conocer la sentencia por esos actos.
Tan solo ocho días después de su declaración en la vista previa celebrada en los juzgados, donde por accidente se encontró con su presunto acosador a las puertas del edificio, y en la que, a pesar de haber un biombo, el imputado tosió varias veces en momentos clave durante la declaración, Jordi se quitó la vida de forma inesperada para todos. Su madre, Mari Librado, así como su abogada, están convencidas de que su hijo fue amenazado por Joan Andreu Rodríguez ya que al día siguiente de su detención salió de prisión y tuvo ocasión para intimidarlo.

Cartel que amigos y familiares de Jordi llevan en las concentraciones en protesta por la libertad provisional del presunto pederasta
“El día que pasó todo- recuerda Mari Librado- lo llevé al colegio por la mañana y estuvimos hablando y haciendo planes para el fin de semana. Por eso tengo clarísimo, y eso no me lo quita nadie de la cabeza, que él a la hora del patio fue a verlo al colegio… La forma como pasó, y los planes que tenia… él tenía toda su vida planificada, tenía casi segura ya la plaza en la universidad, porque Jordi tenía un problema en los ojos y necesitaba estar siempre en primera fila, por lo que en el colegio consideraron pedir una plaza, ya que siempre hay 5-10 plazas para minusvalías, y días después tenia que ir a la revisión para que ya le dieran la plaza segura si sacaba las notas que necesitaba, que las iba a sacar porque los profesores dicen que tenia unas notas magnificas”. Polémica puesta en libertad Y es que, apenas 24 horas después de ser detenido, Joan Andreu Rodríguez fue puesto en libertad tras haber declarado que no había abusado del primer menor que lo acusó, pero que sí le gustaba “darle masajes en los pies”. 
Once días después de su detención, la alcaldesa socialista de Cubelles, Maria Lluïsa Romero, leía una carta en la que decía que Rodríguez renunciaba a su cargo “por motivos personales y de salud”. Días después, ERC le dio de baja en el partido. Sin embargo, Rodríguez ha estado 18 meses de baja, alegando depresión, para después pasar a cobrar el subsidio de desempleo. También dejó su ocupación como monitor en el centro de menores en el que trabajaba en Vila-Seca, en la provincia de Tarragona, y del que un funcionario declaró haber escuchado a Joan Andreu Rodríguez insinuaciones y palabras obscenas a los menores. “En la vista previa celebrada en los juzgados, Jordi vio a su presunto acosador a las puertas del edificio y, a pesar de haber un biombo, el imputado tosió varias veces en momentos clave durante la declaración” Pero ahí no queda todo, Mari Librado explica que en el centro de actividades culturales Pessigolles, perteneciente al centro parroquial, “como él es amigo del cura, y era profesor de catequesis, cuando salió todo este escándalo lo quitaron, pero las misas de los sábados a las 7 de la tarde en Cubelles es para los niños que dan catequesis, él ha seguido yendo a pasar diapositivas hasta que yo me puse en contacto con el Episcopal y al final presionaron al cura para que lo quitaran”. Y éste ha sido solo uno de los muchos incidentes acontecidos entre el imputado y la familia y amigos de Jordi que consideran que el hecho de que aún no se le haya juzgado y no esté en prisión provisional puede ser un riesgo. “Nosotros pedimos la prisión preventiva en el momento en el que creímos que la teníamos que pedir, que fue cuando el fiscal pidió para él 13 años y medio de prisión; pero nos la denegaron. Entonces presentamos recurso y la explicación que nos dieron por la que no está en prisión preventiva es que no tiene antecedentes, los primeros antecedentes penales que tiene son éstos, tiene arraigo familiar (la mujer se marchó pero volvió). Con lo que él va cada 15 días a firmar al juzgado de Vilanova i la Geltrú, ya que el juez no ve que tenga que estar en prisión preventiva”, explica la madre de Jordi. 
 “Me consta que puede haber más niños afectados que tienen miedo a denunciarlo” Cartel que amigos y familiares de Jordi llevan en las concentraciones en protesta por la libertad provisional del presunto pederasta Cartel que amigos y familiares de Jordi llevan en las concentraciones en protesta por la libertad provisional del presunto pederasta Sin embargo, es precisamente este hecho el que Mari Librado ve como un peligro por las consecuencias que ha podido conllevar. “Tengo muy claro que mi hijo está muerto porque él no estaba en prisión preventiva, si lo hubiera estado, tengo muy claro que mi hijo no se quita la vida”. Una sospecha que va más allá de una simple corazonada.
“Cuando mi hijo declara no lo ha dicho todo, él y yo sabemos que no lo ha declarado todo, porque se puso nervioso en la vista previa al notar su presencia cuando tosió al otro lado del biombo y calló. Desde ese día, 11 de enero de 2011, hasta el 19 de enero de ese mismo mes y año, hay un fin de semana por medio en el que mi hijo baja a casa de sus abuelos a Cubelles y sé que mi hijo tiene oportunidad ahí de verlo. Además, de saber dónde vivíamos y dónde estudiaba”, añade la madre de Jordi, quien alude también a una falta de protección a estos menores. 
“El problema de todo esto es que no protegen a los menores, porque él tiene los nombres de todos los niños que lo han denunciado, las direcciones, teléfonos… Estamos hablando de menores y nos quieren vender que protegen a nuestros hijos pero no es así”. 
Un problema añadido al hecho de que “desde entonces, puede haber borrado pruebas, coaccionado a otros niños, porque me consta que puede haber más afectados, niños que yo conozco casos que ahora tienen 20 años y no quieren denunciarlo porque tienen miedo a que por culpa de esto su vida se vea afectada de alguna manera…”, afirma con dolor Mari. Pero la esperanza de Mari, sus familiares y amigos está puesta en el juicio que se celebra el próximo 5 de noviembre en el juzgado número 2 de Vilanova i la Geltrú, cuando entonces, por fin, pueda haber justicia para Jordi y el resto de menores afectados por los abusos a los que han denunciado que fueron sometidos.
Otra fuente A Jordi cuatro.com diario de pederastia por Mari Librado

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tienes algo que decir...