viernes, 2 de agosto de 2013

Daniel Galván Viña. Se busca pederasta fugitivo en España. Condenado 30 años de cárcel por abuso sexual a niños

Fuente El País.com
Daniel Galván Viña se presentó ante sus vecinos marroquíes como un profesor español jubilado Trama de espías con un pederasta I. C. Madrid 2 AGO 2013 - 23:11 CET
Instigado por sus antiguos jefes de alguna agencia de espionaje o motu proprio, Daniel Galván Viña, de 64 años, el antiguo oficial del Ejército iraquí, se instaló en Kenitra, al norte de Rabat, hace unos ocho años. Compró dos pisos, hoy en día embargados, según su abogado Mohamed Benjedou, pendientes de ser vendidos para poder así indemnizar a sus víctimas. 
Ante sus vecinos se presentó como un profesor español jubilado y se ganó su confianza. Trató de cautivar a la chiquillería del barrio organizando fiestas infantiles en su propio piso. 
Al menos 11 de aquellos pequeños, de entre 3 y 15 años, que pasaron por su vivienda acabaron sufriendo abusos sexuales por parte de Galván Viña. Varios de ellos fueron incluso fotografiados y grabados en vídeo en posturas obscenas. Se sospecha que intentó comercializar las imágenes que rodó.
“Se aprovechó de la precariedad de las familias”, resalta la sentencia del tribunal de apelación de Kenitra que le condenó, en septiembre de 2011, a 30 años, la mayor sanción por pedofilia jamás impuesta en Marruecos. 
El tribunal también le impuso que indemnizase a seis de sus víctimas con 4.800 euros a cada una. El juicio tuvo tal repercusión mediática que la televisión pública Medi 1 le dedicó un reportaje al año siguiente. “No necesitaba intérprete durante el juicio”, recuerda Hamid Krayri, uno de los abogados de las víctimas. “Hablaba árabe clásico, dariya [árabe dialectal marroquí] y también francés, inglés... Primero reconoció los hechos, pero después intentó demostrar que era un enfermo irresponsable que requería tratamiento”, prosigue Krayri. 
Cuando, el 30 de julio, supo que había sido indultado, Galván Viña “se sorprendió”, afirma su letrado Mohamed Benjedou. Tras franquear la puerta de la cárcel, acudió al tribunal, que le había incautado su pasaporte español, para recuperarlo. 
El título de viaje estaba caducado, precisa Benjedou, por lo que, el jueves por la mañana, se desplazó hasta el Consulado de España en Rabat para solicitar un salvoconducto con el que pudo cruzar horas después la frontera de Ceuta. Catorce de los 48 presos españoles indultados por el rey Mohamed VI aún no han podido ser excarcelados porque no han abonado la multa que fueron condenados a pagar. Galván Viña pudo, en cambio, salir de Marruecos sin acabar de indemnizar a sus pequeñas víctimas.

1 comentario:

  1. Detenido en Murcia el pederasta español Daniel Galván, indultado en Marruecos
    http://www.20minutos.es/noticia/1889369/0/pederasta/daniel-galvan/indulto-marruecos

    El pederasta español Daniel Galván, cuyo indulto ha sido revocado por el rey de Marruecos, ha sido detenido en Murcia, han informado fuentes del Ministerio del Interior. El pederasta será puesto a disposición de la Audiencia Nacional, han añadido las fuentes, que no han ofrecido más datos sobre el lugar en donde se ha producido la detención. Imágenes 1 Foto La detención ha sido llevada a cabo por agentes del Cuerpo Nacional de Policía en la capital murciana y responde a una orden internacional de arresto. Galván, condenado en 2011 por la Justicia marroquí a 30 años de cárcel por abusar de varios niños, fue indultado por el rey Mohamed VI el pasado 30 de julio junto a otros 47 españoles beneficiarios de las medidas de gracia del monarca alauí. El indulto a Galván provocó una oleada de protestas en Marruecos y el rey Mohamed VI revocó el domingo la concesión de la medida de gracia. Al parecer, el Ejecutivo de Mariano Rajoy había solicitado a Marruecos el traslado de 30 presos españoles en el país africano. Entre ellos estaba Daniel Galván, pero España no había pedido su indulto, como en un principio había señalado por error el gobierno marroquí. España sí pidió el indulto para 18 presos, pero Marruecos finalmente lo aprobó para un total de 48. España y Marruecos se habían ofrecido toda la colaboración para resolver de la forma más rápida este caso Daniel Galván Viña trabajó para la Universidad de Murcia (UMU) en el departamento de Relaciones Internacionales, primero como becario desde 1996 a 1998 y, posteriormente, con un contrato desde 1998 a 2002, según ha confirmado el rector de la institución docente, José Antonio Cobacho. Al parecer, es un hombre "con un gran conocimiento de idiomas, en concreto, del árabe", y la UMU es una universidad "con mucho interés en forjar relaciones con los países árabes". En su ficha había también constancia de que el domicilio oficial en aquel momento en España era Torrevieja (Alicante), según Cobacho. Antes de la detención de Galván, los ministros de Justicia de España y Marruecos se habían ofrecido toda la colaboración para resolver de la forma más rápida este caso. Este martes habrá una reunión para analizar todo lo sucedido.

    ResponderEliminar

Tienes algo que decir...