jueves, 20 de mayo de 2010

Resultado de la pederastia y pedofilia. Dos bebés muertos en España.

Y qué? El supremo muerto de risa dando repartiendo penas de multa como premio a depredadores sexuales?
Adelante, sigan, que el panorama se les irá aclarando, cuando de las manos se les salga el problema y la justicia se la tome la sociedad por sus manos, entonces comprenderán el valor de la vida de un niño.
Se convierte España en el refugio de los criminales sexuales?
 Esto sucederá por la permisividad y la tolerancia con estos fenómenos "boylover y girllover".
Y meneame.net, la verguenza ibérica, la noticia no pasó a mayores, los activistas pedófilos se dan sus mañas para manipular las noticias y la administración bajo cuerda manda, manda mal pero manda...

Noticia relacionada: Madre mata sus hijos para que no se los quiten
Fuente original: El país.com
R. C. / J. G. B. - Girona / Barcelona - 20/05/2010
El padre de uno de los dos niños asesinados el martes en Lloret de Mar (Girona) es Martin Anthony Smith, de 45 años. El hombre, de origen británico, fue detenido en Barcelona el pasado 7 de mayo acusado de 13 delitos de agresiones sexuales a menores. Smith llevaba dos años huido de la justicia inglesa y vivía en Barcelona con la madre de los menores, Lianne Ross-Smith, de 43 años. Ambos mantenían una relación sentimental y vivían con las dos víctimas en Barcelona, según fuentes del caso.
La mujer expresó su temor de que le retiraran la custodia de los niños
Ross-Smith permanece detenida en la comisaría de Blanes, en Girona, acusada de la muerte de sus dos hijos, un bebé de un año y una niña de cinco. La mujer fue detenida el martes a las dos de la tarde en Lloret de Mar. Ella misma avisó a la recepción del hotel Miramar de que algo les ocurría a sus hijos. Cuando los servicios sanitarios llegaron a la habitación 101 se encontraron los dos cadáveres sobre la cama. Los Mossos d'Esquadra barajan la hipótesis de que les asfixió con una bolsa de plástico. La mujer se autoinculpó en una nota, que, según apuntan medios británicos, explicaba que temía que le retirasen la custodia de los críos, después de la detención del padre.
Está previsto que la detenida pase mañana a disposición judicial. El juzgado de instrucción número 3 de Blanes decretó el mismo martes el secreto de sumario. La policía autonómica no ha aclarado qué delito se le imputa a la madre y está evaluando su salud mental.
Los cadáveres de los menores se encuentran en el Instituto de Medicina Legal de Girona, a la espera de que se les practique la autopsia, que aclarará la causa definitiva de la muerte de los niños. También se comprobará si los pequeños padecieron abusos sexuales. La mujer detenida tiene al menos otros dos hijos con de una pareja anterior.
Lianne Smith-Ross y Martin Anthony Smith huyeron juntos de Reino Unido a finales de 2007. No ha quedado esclarecido cuál fue su periplo, pero los últimos meses vivían en un piso en la ciudad de Barcelona. El 7 de mayo la policía autonómica detuvo a Martin Smith. Medios ingleses aseguran que las autoridades británicas buscaban a los tres y que el menor nació en la huida de la pareja. Smith formaba parte de una de las listas de los más buscados en Reino Unido.
Durante el tiempo que la pareja convivió en la ciudad catalana, el hombre apenas salía a la calle por miedo a ser descubierto, según fuentes cercanas a la investigación. Esas mismas fuentes apuntan a que la mujer sabía que el hombre estaba acusado de abusos sexuales a menores cometidos entre 1995 y 2005. Entre las víctimas, está supuestamente una hijastra del hombre, que ahora tiene 20 años. Aunque el núcleo familiar lo formaban Lianne, Martin y los niños, no está claro si la mayor de ellos, de cinco años, es hija biológica del presunto pederasta.
Martin llegó ayer al tribunal de Carlisle, la capital del condado de Cumbria (Reino Unido). Antes de la huida del hombre para evitar la ley en su país, había aparecido en la televisión local como adivino. La detención de Smith ha tenido enorme repercusión en los medios de Cumbria, donde incluso detallan las negociaciones de las autoridades inglesas para llevarle al país. El martes, coincidiendo con la muerte de sus dos hijos, el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno autorizó su extradición.
La muerte de las dos criaturas en un hotel de Lloret de Mar ha despertado un gran revuelo en esta localidad de la Costa Brava. Muchos medios británicos se desplazaron a la zona y algunos, incluso, se hospedaron en el mismo Miramar.
Los vecinos del barrio barcelonés del Guinardó, donde fue detenido el hombre y donde residía la pareja, aseguraron ayer que habían visto esporádicamente a Lianne pasear con sus hijos. Por las dificultades del idioma, la relación se limitaba a un hola y adiós. A Martin, sin embargo, no lo habían visto jamás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tienes algo que decir...