martes, 17 de febrero de 2009

Jorge Corsi: Boylover - Pedofilia y el teatro de las mentiras

Entrevista Jorge Corsi:"La pedofilia no es delito" acusado de "Abusos sexuales a menores de edad" y realizada de manera magistral por el periodista Jorge Fontevecchia del diArio Perfil.com
En su columna desmenuza de manera objetiva la tan secreta personalidad del Psicólogo Jorge Corsi (no habrá forma que pierda semejante título de Psicólogo de familia?) No resulta difícil el analisis de su personalidad para nosotros que somos gente del común, imagino que los profesionales colegas suyos se han de estar sonrojando de verguenza ajena, al leer sus respuestas, sobre todo la que atañe a los boylover...
Fuente Perfil.Com "La pedofilia no es delito..."
—¿Podría explicarle al lector qué es un “boylover”?
—Hay dos términos: boylover y girlover, que aluden a las personas que tienen especial atracción afectiva, para no confundir con lo sexual, por muchachos o por chicas. Un ejemplo es Lewis Carrol, autor de Alicia en el país de las maravillas. Toda su producción apunta al endiosamiento de la figura de la niña.
—Para Ud. , ¿Michael Jackson es “boylover” o pedófilo?
—Se ajusta más a lo que denominamos pedófilos.
—¿Dónde traza Ud. la frontera entre pedófilo y “boylover”?
—El boylover admira desde el punto de vista estético, como sucedía en la antigua Grecia, en la cual el ideal de belleza estaba representado por los efebos.
—Pero Ud. dijo recién que hay pedófilos que nunca tiene relaciones sexuales con los chicos y se limitan a relaciones platónicas, ¿qué los separa del “boylover”?
—No profundicé demasiado en el tema, pero entiendo que hay una mayor probabilidad de que el pedófilo se pueda inclinar hacia una atracción sexual por los niños.
—¿El pedófilo tiene atracción sexual por chicos y, si no es un abusador, reprime esa atracción sexual, en cambio el “boylover” no siente atracción sexual sino admiración?
—Es una buena forma de definirlo.
—En el artículo “Amantes de niños y niñas, la pedofilia en Internet”, la coordinadora del Programa Interamericano de Información sobre la Niñez, Adolescencia y Familia, Inda Klein, sostiene que “boylovers” “corresponde a pedófilos y hebéfilos”. Que no hay diferencia.
—Supongo que habrá distintas definiciones.

Recomiendo leer la entrevista completa y el debate, nos llevaremos una idea importante de lo que piensan estos depredadores sexuales de niños, y en este caso, de adolescentes. La justicia tiene que obrar, y, documentos como esta entrevista y otros que ha dejado en su web el dichoso personaje Corsi, serán la prueba feaciente de las tácticas que están usando los "mansos boylover".
En respuesta al artículo de la Doctora Lasso, envié mi protesta y aporte en contra de las declaraciones de la "eminencia en familia", psicólogo, de-mente.
* Esta noticia, fue puesta en meneame.net, por otra eminencia: Skanda, el pedófilo/boylover, miembro de los foros de pederastas (boylover.net), que a propósito se descabezó solito, seguramente de miedo, y ojalá que este insulto de la naturaleza vuelva a meneame, con esa misma identidad u otra, como lo ha advertido, porque seguiremos tras sus pistas hasta que a la justicia española le de la gana de atender nustras súplicas sobre esta clase de depredadores y su trabajo "mediático" en favor de estos delincuentes que abusan sexualmente de los niños y las niñas.
Boylover no es lo que dijo Corsi

Esta entrevista se convierte en un "Documento de vital importancia", un documento que se use como manual de prevensión y cartilla de aprendizaje de centros educativos de todos los níveles.
Respecto a Corsi, a pesar que tengo demasiadas cosas que decir sobre su comportamiento y la forma como maneja y manipula las cosas, solo me centraré en lo que olímpicamente quiere hacernos ver como algo "bonito", suave, inocente y hasta necesario: "el fenómeno BOYLOVER". Y falla este individuo, porque las pruebas están de sobra por toda la red, ya no soy el único que se preocupa por despertar a la redalidad a la sociedad sobre la realidad de eso que han llamado los pedófilos, pederastas y ponógrafos infantiles: La nueva raza, los boylover.
Que es un boylover? Youtube GothicFlautist
Tan extensa o más que esta (edit) entrevista resultaría la explicación de como he llegado, después de cuatro años, a las conlcusiones que me llevan a afirmar que el significado perfecto para "boylover" es: triada maléfica que comprende pedofilia, pederastia y pornografía infantil, con los matices que de ellos se desprende: turismo sexual infantil, enfermedades mentales y venéreas en niños y niñas, etc. etc. Si bien la pedofilia no es delito y en algunos países la pornografía infantil tampoco, globalmente el rechazo que producen estas conductas está unificado, es lo que Corsi no alcanza a comprender.
Ver blog-antipedofilia.Org
Pares suyos "boylover" como Zakarach en Chile, muy reciente, casos como el Oftalmólogo Argentino Raúl E. Bilbao, como los Españoles David Colmenar, Paúl Alejandro Rodríguez, y otros cuyos apodos son más fáciles de consultar en el mundo bajo de la pedofilia en la red: Ethex, Nanysex, Darzee, canuckboylover, etc. etc.
En mi poder tengo desde hace tres años una base de datos perteneciente a un foro de boylovers que se compone de casi 4200 miembros, de los cuales hay más de una docena presos en diferentes partes del mundo, se de dos que se han suicidado, dos asesinados y cientos huyendo; también se de algunos que están incursionando en la red en páginas importantes de promoción de noticias y en foros y redes sociales, que tienen una estrategia para "tomarse la red" y promover sus prácticas de "la nueva raza" boylover, limpiar "la pedofilia" del estigma que dicen que les han achacado de pederastas y por supuesto presionar la "legalización de la pornografía infantil".
Esto sucede a nivel mundial! La desgracia está, en que cuando alguien se decide a denunciar, cuando una persona como yo le da la abundante información que tiene a las autoridades mundiales, muchas de esos entes responden desconsolados que no hay nada que hacer, que tienen demasiado trabajo en su escritorios y que si "puedo esperar"... Así de tristes están las cosas desde hace dos años, cuando decidí empezar a enviar comunicaciones a esas autoridades, medios de comunicación y organismos como OEA, ONU y etc.
Hoy, años después, veo tristemente como van cayendo poco a poco esos que en últimas he decidido denunciar publicamente en mis sitios web, caso el Oftalmólogo Bilbao en Argentina, Verlaine en España y Felix, en USA, cuyo cómplice apodado Canuckboylover, tenía más de tres millones y medio de archivos de pornografía infantil dura y pura de menores de 10 años, niños de su entorno fueron en su mayoría las víctimas de su lente fotográfico y de video.
Estimada Doctora, no me extiendo más. Resumir cuatro años metido en el vientre de las bestias daría para escribir muchos libros, cada incursión en pos de averiguar datos de los depredadores que se hacen llamar boylover y que quieren desligar todo viso de ilegalidad tiene una historia diferente, cuando entré como un chico de doce años (hasta me celebraron el cumpleaños 13), otra incursión como un joven de 20 años, recien graduado bachiller, poeta, escritor, otro un dulce anciano suicida... Seis personajes cuyo promedio de tiempo de permanencia fue de seis meses, tiempo duarante el cual mi mente trabajó a mil por hora, inventando, coordinando, organizando la base de datos que tengo en este momento y que llega a la no despreciable suma de 12.000 miembros de foros boylover, cerca de 200 analizados completamente, datos importantes, IP, nombres, apellidos, números de teléfono, fotografías familiares y de sus víctimas, cuentas de diferentes correos electónicos y de entradas a foros...
Sin contar con otra pequeña base de datos de 12 hombres y mujeres pertenecientes a una gigantesca red de pederastas (se disfrazan de pedófilos) que prefieren las niñas como sus objetos sexuales... Hay más, muchísimo más; pero para este mundo de cuerdos, yo estoy loco, a pesar de haber enviado comunicaciones diariamente durante los años 2007 y 2008 que permitió que sitios como imgsrc.ru esté en la decadencia que se encuentra, que permitió cerrar cientos y cientos de páginas de pornografía de niños y niñas de latinoamérica, que permitió cerrrar docenas de canales en Youtube pertenecientes a pederastas, que permitió llegar hasta la cueva de algunos pornógrafos infantiles en España, a pesar de tantas cosas, la trsiteza que me acompaña no tiene nombre ni tamaño, porque se reconocer para donde vamos con este silencio e indiferencia.
Los invito cordialmente a que visiten mi sitio, una sola vez, habrá algo que sacar de él, aunque sea, que lleguen a la conclusión de que esta lucha realmente si me llevó a la locura. Me despido, alentándolos a que sigan adelante y lo más importante, que sigan escribiendo sobre este tema, recomendarles en España, Joan Montané, su Forogam y su video de "Infancia Rota" sobre abusos sexuales en casa propia.
Joshua Antipedofilia.Org
* Saben ustedes quien enlazó esta noticia a la página Meneame.net? Promotora de noticias.
Se apoda Skanda, es un miembro de esos foro de pederastas, hasta ayer obró como administrador adjunto de esa página famosísima, es un pedófilo confeso y miembro de foros boylover, así de este tamaño están las cosas, él, no promovió la noticia por que le itneresara para la sociedad el tema, lo hizo por dejar en limpio, no solo el nombre de corsi sino la nueva raza "los boylover", la raza maldita.
Mis webs de denuncia:
Fuentes:
Dorian, Gracias por los enlaces. El correo electrónico: antipedofilia.org@gmail.com
* Este post ha sido editado el 18 de Febrero de 2009 para aclarar aspectos relacionados con la persona que realizó la entrevista. Disculpas.

3 comentarios:

  1. LA ACADEMIA CONTRA CORSI!
    http://www.diarioperfil.com.ar/edimp/0338/articulo.php?art=12713&ed=0338
    cuatro expertos analizan el reportaje de fontevecchia
    "La Academia contra Corsi"
    PERFIL reunió a cuatro renombrados especialistas en psicología y abuso sexual infantil para debatir las polémicas afirmaciones de Jorge Corsi, procesado por corrupción de menores, publicadas el domingo pasado.
    Por Gabriela Manuli / Leonardo Nicosia
    Mesa redonda. Stola, Luzzi, García y Varela negaron que existan diferencias entre un pedófilo y un “boylover”, como había afirmado Corsi durante la entrevista.
    Jorge Corsi afirmó que la pedofilia no es un delito. Y consideró que una persona puede sentir atracción sexual hacia los niños pero nunca cometer un abuso. ¿Qué piensan al respecto?

    OSVALDO VARELA: Es un tecnicismo, porque la pedofilia como tal no figura en el Código (Penal). Es comparable con el parricidio, que tampoco figura en el Código y, sin embargo, todos sabemos que el homicidio agravado por el vínculo, la muerte del ascendiente, descendiente o cónyuge, es parricidio. Y en este caso, lo que se denomina es el abuso y la corrupción; eso sí es delictivo. Por lo tanto, técnicamente está bien dicho que la pedofilia no es delito. Lo que pasa es que la carátula no es pedofilia, es otra cosa.

    GERMAN GARCIA: Hay un texto de Freud muy interesante que se llama La responsabilidad moral del contenido de los sueños. La discusión que hay entre la idea de responsabilidad jurídica y la idea de responsabilidad del psicoanálisis está basada en cierto malentendido. Es sabido que grandes asesinos pueden hacer lo que sea sin sentirse culpables. Habría que diferenciar lo que es la culpabilidad de lo que es la responsabilidad jurídica. Freud piensa que un sujeto es responsable, en el sentido que tiene que responder pero frente a su instancia moral, por sus fantasías, sus sueños, su deseos, etc. Lo cual no lo hace punible desde el punto de vista jurídico. Se puede decir que cuando uno ve personas culpables, en general, no son personas que han cometido ciertas cosas sino que no las han cometido. El la llama la paradoja del santo. Si el santo, en tanto no hace nada, es culpable de todo porque tiene deseos de muchas cosas que no hace. Habría que diferenciar esas dos cosas.

    ANA LUZZI: Hemos recibido cientos de casos de niños víctimas de abuso sexual. Si bien hay normas de procedimiento, es muy complejo el tema de cómo abordar a un niño que ha sido abusado. En la mayoría de los casos no hay pruebas más que el relato del niño. Y suele ser victimizado muchas veces porque es entrevistado, forzado (con la mejor intención) a someterse a muchas pruebas. En la experiencia que tenemos es muy raro que el abusador o el pedófilo se reconozca como tal. A veces es más fácil que un niño lo pueda relatar cuando el abusador es alguien extrafamiliar que cuando es alguien intramuros. Se produce lo que algunos autores denominaron como un trauma acumulativo. Es de a pequeñas dosis y se va produciendo en un grado de sometimiento muy grande porque, en general, no se emplea una violencia brutal sino que se opera a través de la seducción y de la culpa. A veces, cuando el abusador es extrafamiliar genera como un trauma más shockeante, más intenso y, a veces, es más fácil encontrar sintomatología en los niños si los adultos a cargo de ese chico están atentos y pueden empezar a detectar. De todas maneras, también, los abusadores extrafamiliares suelen manejarse con mecanismos de seducción. Son muy raros los casos que utilizan la violencia brutal, que, en general, es la última de las artimañas. Desde la escuela inglesa, sostenemos que suelen ser personas incapaces de establecer relaciones interpersonales y establecen artimañas. Fundamentalmente sobre el sometimiento. No he conocido casos de adultos, en mi experiencia clínica, que en el curso de sus análisis puedan reconocer la pedofilia como un problema. En general, es algo que suele estar naturalizado.

    ENRIQUE STOLA: Puedo estar de acuerdo con que es un tecnicismo, también se puede decir “ la violencia de género no existe como delito”, pero todos sabemos que los hombres pegan a las mujeres por el hecho de ser mujeres, para ejercer el dominio. Entonces, la violencia de género existe y es un delito. Lo que sucede es que las prácticas sociales son las que crean las condiciones para que luego se corporice en ley. En algún momento, la pedofilia perecerá con la palabra como delito en el corpus legal. Lo que ha hecho Corsi aquí es utilizar el lenguaje, ponerlo al servicio de su disculpa o tratar de zafar de esta situación en la que está con semiplena prueba implicado. En mi experiencia clínica, coincido con la doctora en que los pedófilos, estos amantes de los niños, inevitablemente instrumentan mecanismos de seducción hacia los niños y ahí empiezan a someter. Como última etapa vendría la acción más violenta, como la amenaza: “si lo contás, algo te va a pasar”. Pero la seducción aparece siempre.

    —Otro de los puntos que desarrolla en la entrevista es una diferenciación entre “boylover”, pedófilo y hebéfilo, y marca que mientras el pedófilo tiene una atracción sexual por chicos, el “boylover” siente admiración. ¿Coinciden con esta distinción?

    G: Es un chiste. Pedofilia quiere decir “amor a los niños”, y “boylover”, en inglés, significa lo mismo. Es como hace la publicidad, es un efecto de sugestión.

    S: Si le vamos a poner otro nombre a aquellos que le gustan los bebés y hacen pornografía con los bebés y gozan con eso... Podemos poner otro nombre también, como “amantes de los bebés”. Es un verso...

    L: Además, es algo muy ambiguo porque uno podría suponer que todo aquel profesional que sea maestro, que sea psicólogo de niños, que sea un pedagogo que realmente se interesa por chicos, por su bienestar, sería un “boylover”.

    —Este tema lo mencionó también Corsi cuando afirmó: “Está lleno de lugares donde las personas realizan tareas en relación con menores porque sienten una atracción especial, pero cuando se incluye lo sexual estamos en el ámbito del abuso sexual”.

    V: Creo que cada sociedad plantea su protección sobre la niñez de manera diferente. La sociedad europea se empezó a dar cuenta de que los niños existían a partir de la pintura, cuando los pintores pintaban a los niños como ángeles. Y después todos los demás no eran niños sino adultos pequeños y los vestían como adultos, pero eran adultos chiquitos. Incluso hasta hoy nosotros podríamos pensar que son roles que, hoy en día, serían inaceptables. Por ejemplo, cuando los griegos arrojaban a bebés deformes. Me preguntaría: ¿eso está bien? Automáticamente, todos contestaríamos que no. Sin embargo, esta sociedad vivía la guerra, tenía que enfrentar la invasión persa continua, eran las puertas de Europa, los guerreros de Europa. Era lógico y hasta adecuado y pensado que no pudiesen sostener a personas discapacitadas. Tomar el ejemplo de esa época también es falaz, porque de esa época hasta ahora han sucedido muchas cosas. Ya no creemos más en el politeísmo, en que los dioses se vinculan con los otros, y han aparecido dioses mucho más represivos que han puesto un orden. Y el orden de cambio del politeísmo al monoteísmo ha sido claramente el orden de la sexualidad. Las religiones monoteístas más conocidas por nosotros desde el judaísmo hasta el catolicismo y el islam, lo que han hecho es poner orden respecto a la sexualidad. Entonces acá es donde se plantea esta cuestión de decir que todos los que trabajan con niños son potenciales pedófilos; me parece una barbaridad, es forzar la letra demasiado.

    G: Yo tomaría dos cosas. Uno, el sacrificio del niño, no sabemos a qué era funcional. La historia no se hace de hipótesis y relato. Uno puede decir que quemaban las cosechas para equilibrar la oferta y la demanda o puede decir que era un sacrificio a los dioses. Y los relatos son coherentes. Entonces no sabemos por qué tiraban a los niños. Pero sí podemos saber qué pasa hoy. Lo que yo digo que es una falacia en el caso de San Martín, es que el casamiento con chicas de 14 años era un efecto del código de Napoleón. Eso no convierte en corruptor a los hombres que se casaban con chicas de 14 hace más de cien años. Es decir, hay una cuestión que son las leyes y hay una cuestión que son las normas, en el sentido de normalidad. Entonces, ¿qué es normal? Evidentemente, que haya profesores o que haya gente que trabaja con chicos es normal. Me parece que ahí está la falacia. Tampoco está discutiendo cuáles eran las costumbres amorosas o sexuales en el siglo XIX. En una época, el rapto de las mujeres era parte del código del amor. No podemos decir que si hoy en día yo raptara a mujeres estaría haciendo lo mismo que en aquel entonces. Era otra cosa. En el siglo XIX, las heroínas tenían 14 años.

    S: Es un discurso que hizo Corsi provocador y tramposo, porque está tratando de llevar el debate a otras áreas cuando él es el acusado.

    L: Desde el punto de vista de lo que le pasa a un chico que es abusado, es muy complejo. Un niño que es maltratado físicamente, generalmente tiene marcas. O por ejemplo, las escuelas que tienen buenos trabajadores sociales, muchas veces concurren al servicio y dicen: “Estamos preocupados porque este nene, todos los meses, hay días que falta”. En general, cuando es investigado y hay marcas en su cuerpo, hay ausentismo escolar para que no se detecten los golpes. Pero tarde o temprano esto se ve, todo chico suele tener una actitud de protección hacia la persona que lo maltrata. Creo que con el abuso es mucho más complejo el tema, porque no son evidentes las marcas. Muy pocas veces clínicos infantiles detectan situaciones de abuso. Insisto, el único testimonio es el relato de ese niño, un relato que es importantísimo ayudar a construir. En el siglo XX, los avances de la pediatría, del psicoanálisis, ayudaron mucho a entender al niño como un niño y no como un adulto fallido. Sin embargo, hoy cuando se discute el tema, por razones de seguridad social se habla del descenso de la edad de imputabilidad en los menores, se sigue pensando en los niños y en los adolescentes como adultos fallidos y al nene muchas veces se lo interroga a la manera que se interroga a un adulto. Cuando un niño se refugia en el abusador lo hace buscando protección, amparo, serenidad. Y, obviamente, posteriormente, también empieza a encontrarse con sensaciones erógenas que le son placenteras, que lo llenan de culpa, y es ahí donde él comienza a ser manipulado por el abusador.
    Sigue...
    http://www.diarioperfil.com.ar/edimp/0338/articulo.php?art=12713&ed=0338#sigue

    ResponderEliminar
  2. Se queda uno estupefacto, sin palabras y una ira contenida frente a esta clase de miserables que ni ratas puede llamárseles:
    http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-38916-2004-07-29.html
    "!Abusos en silencio durante 25 años!!"
    Los ex alumnos de un colegio católico se reunieron durante años, pero sólo después del 25º aniversario surgió la historia del profesor que había violado a varios de ellos. Organizaron escraches hasta que el docente confesó su delito ante una cámara oculta.
    Durante un cuarto de siglo, bajo las cordiales reuniones de egresados de la promoción ’76 latía un silencio: por lo menos cuatro de los alumnos habían sido abusados por un profesor cuando tenían entre 10 y 12 años. Poco antes del 25º aniversario, uno de ellos habló ante sus compañeros y enseguida fueron varios más, y también de otras promociones. Los ex alumnos se organizaron: con la metodología del “escrache”, cercaron a su antiguo profesor –actualmente un reconocido artista plástico– hasta que él mismo pidió hablar con ellos. Pero llevaron a esa reunión una cámara oculta, ante la cual el profesor confesó su delito; la escena fue difundida anteanoche por el programa de televisión Código Penal. El profesor no es ya imputable ante la ley porque los delitos que confesó ya han prescripto; a tal respecto, el asesor legal del Consejo del Niño, el Adolescente y la Familia sostuvo que “este tipo de delitos ameritaría extender los plazos de prescripción, contándolos desde que la víctima tiene edad para presentarse ante la Justicia en forma independiente”.
    En la reunión con sus ex alumnos, Peter Malenchini, de 58 años, trató de argumentar que él a su vez, cuando niño, había sido abusado “con violencia” y que “nunca lo relacioné pero..., en la terapia, eso sale...”. Uno de sus alumnos-víctimas, lapidario, le contestó desde otra posición ética: “Pese a lo que vos hiciste, yo no me cogí a ningún pendejo”. Y otro agregó: “Vos decís que fue sin violencia porque no nos pegaste, pero el dominio psicológico que tenías sobre nosotros era peor”. Y otro, o el mismo: “Eras nuestro ídolo, eso es lo terrible”. “Es que yo a ustedes los adoraba”, trató de restituirse el profesor. “¿¡Hacías eso porque nos adorabas!?”, lo refutaron.
    “Toda mi vida me estuve diciendo: ‘¿Por qué no grité? ¿Por qué no se la mordí, no se la corté?’ No podía por la vergüenza, por la sumisión. Y porque yo te quería”, habló la víctima.
    La historia que culminó en ese diálogo extraordinario había empezado más de 30 años atrás, cuando los hombres que finalmente arrinconaron al victimario tenían 10 u 11 años y estudiaban en el colegio San Juan el Precursor, de San Isidro, donde hicieron la primaria y la secundaria. Como suele suceder, “nos reunimos cuando se cumplieron diez años de egresados; después, cuando se cumplieron 20, fuimos al campo de uno de los chicos, y para los 25 años, en 2002, planeábamos pasar juntos un fin de semana en Colonia”, contó Otto Kexel, uno de los compañeros.
    Quizá la excursión a Colonia se parecía demasiado a esos campamentos que había organizado Malenchini. El hecho fue que, en la reunión preparatoria del viaje, uno de ellos –“le decíamos Charlie; poco después murió”– les dijo que necesitaba contarles algo. Lo que reveló se llama abuso sexual incluida violación.
    “Empezamos a juntarnos a hablar del tema: apareció una segunda víctima, y otra; empezaron a llegar llamados telefónicos, mails.” Decidieron actuar. Pronto supieron que el delito ya había prescripto para la Justicia (ver más abajo) y decidieron propiciar la condena social del abusador. “Hace un año y medio hicimos una pegada de afiches cerca de los colegios de zona norte: San Isidro, Beccar, Punta Chica: ‘Malenchini, abusador de menores’, decían.” El colegio San Juan el Precursor, católico, es de los conocidos y caros en la zona.
    La acción colectiva de los ex alumnos continuó con un método popularizado por la organización HIJOS de desaparecidos: el escrache. Lo hicieron en mayo de este año en Galería de la Recoleta, donde el ex profesor exponía sus acuarelas. Peter Malenchini es un destacado artista plástico, que desde 1972 realizó más de 30 muestras personales en la Argentina y el exterior.
    “A partir de nuestros afiches, él ya se sentía perseguido porque nos empezó a llamar por teléfono; quería reunirse con nosotros –siguió contando Kexel–. Aprovechando eso, nos conectamos con la gente de CódigoPenal y elaboramos una estrategia. Decidimos grabar la reunión con una cámara oculta y él mordió el anzuelo.”
    Hasta el martes pasado, cuando se emitió el programa por Canal 2, la cantidad de víctimas reconocidas llegaba a ocho, “aunque ya sabíamos que había otros, que no terminaban de reconocerlo. Después de que apareció en la tele, empezaron a llamar más”, precisó Kexel, quien no se cuenta entre los abusados. Por lo menos cuatro eran de la misma división, “pero tiene que haber más, y hay también de otras promociones”, aseguró Kexel.
    En cuanto a la prescripción del delito, el asesor legal del Consejo del Niño, el Adolescente y la Familia, Gustavo Gallo, recordó que “salvo los crímenes de lesa humanidad, que son imprescriptibles, los delitos tienen un lapso de prescripción: pasados más de diez años, probar estos ilícitos suele resultar difícil o imposible; y la seguridad jurídica se considera garantizada en tanto la ley otorga un tiempo amplio para efectuar la denuncia”.
    “Sin embargo –estimó Gallo–, los delitos contra la integridad sexual o las privaciones ilegítimas de la libertad, tratándose de niños, son los únicos casos que ameritarían extender los plazos de prescripción. Porque la propia índole del delito puede implicar que el chico no esté en condiciones de denunciarlo; pueden pasar años sin contarlo a nadie o contándoselo a un adulto que no le cree. Podrían contarse los plazos de la prescripción sólo desde que el denunciante ha llegado a la edad que lo pone en condiciones de presentarse ante la Justicia de manera independiente.

    ResponderEliminar
  3. Hay una triste y diabólica ofensiva por legitimar el abuso de niños, utilizando todos los medios: desde la ideología a la "ciencia", pasando por la presión económica y política. Y por otro lado, una constante evidencia del gravísimo daño que le hace a los niños una experiencia semejante, aunque vaya envuelta en seducción, regalos y dinero.
    Sigue adelante, amigo, no te rindas.

    ResponderEliminar

Tienes algo que decir...